ROBERTO CANDIA HIDALGO

Un fotógrafo puertomontino
de exportación

(Por: Marcelo Morales Navarro)

Las Redes Sociales nos permiten ante todo interactuar y reencontrarnos, sin límites de distancias con gente que merece ser recordada. Con buenas historias y aportes concretos que dar a conocer. Roberto es una persona afable, carismática y con gran arraigo en nuestra ciudad de la cual se siente muy orgulloso. Desde la distancia que separa Puerto Montt con Washinton, Estados Unidos, lo contactamos para saber en qué está, sus experiencias, proyectos y amor por nuestra ciudad.
El fotógrafo tras la emblemática imagen del hombre de la bandera, ícono del terremoto de Chile el año 2010, nos contesta, como él sabe, con amabilidad, alegría y añorando las tierras pichipellucanas que lo vieron crecer.Sin desconocer tu exitosa carrera en Chile y en extranjero la fotografía que lograste captar durante el Terremoto que azotó Chile el 27 de febrero del 2010 "El Hombre de la Bandera" es la que catapultó a la fama, ¿nos cuentas de este trabajo?

Es una historia que la mayoría de la gente conoce y especialmente los puertomontinos, pero es bueno señalar que ésta nació de una situación que no esperaba, tanto por las circunstancias de la tragedia pero también como el resultado final que eso tuvo; que se haya transformado en todo un ícono, un símbolo.

-"Siempre he pensado que la importancia de esta imagen se genera por medio de la unión de las cosas, de las sensaciones de los chilenos en ese momento, quizás la falta de noticias positivas y esperanzadoras hizo que los chilenos vieran en esa imagen un símbolo, algo de donde afirmarse y como salir adelante. Ese trabajo, pienso que va más allá de lo que pude haber hecho yo y también incluso la persona que sale fotografiada, Bruno Sandoval. Desde ese punto de vista me parece y he sentido, después de muchos años, que soy de alguna manera una cierta anécdota de lo que sucedió. Cualquier otro fotógrafo hubiera podido haber hecho esta imagen con seguridad e incluso una foto mucho mejor que la que hice y el resto me parece que es mérito de la gente que al final la transformó en algo importante."

Posterior a esto muchas cosas cambiaron en mi forma de ver las cosas y en lo profesional me permitió comprender que a veces uno se pierde en el lenguaje visual, que no es tan importante como el fotógrafo profesional cree en temas de composición y de color. Me di cuenta después de un tiempo que la simpleza de las cosas es mucho más efectiva que la forma que uno presenta la imagen. Esta fotografía nunca recibió premios formales en fotoperiodismo pues la verdad nunca quise enviarla a ningún certamen y esta decisión pasó básicamente por un tema personal, de respeto hacia la situación que la vio nacer, incluso hacia los mismos colegas. De alguna manera todo el mundo se enfocó en esa imagen y hubo cientos de otros fotógrafos chilenos que arriesgaron mucho para graficar esta tragedia y todo lo que provocó la imagen del hombre de la bandera me parece que de alguna manera minimizó su trabajo.

Dicho sea de paso sí hubo reconocimientos para mí por esa fotografía, como por ejemplo, en Puerto Montt, mi ciudad; el Concejo Municipal y su Alcalde Rabindranath Quinteros, hayan decidido premiarme como ciudadano destacado. Sin duda eso me llenó de orgullo y es algo muy importante para mí".

Otro reconocimiento derivado de tu trabajo es el acontecido durante la tragedia de los 33 mineros de Atacama, faltando dos días para el rescate, la familia del minero Carlos Bugueño se acercó a ti sabiendo que eras el autor de la foto del hombre de la bandera.

-"Me sorprendieron al invitarme ir a su carpa dentro del campamento para hacerme un regalo. Me entregaron una pequeña bolsa plástica de color negro y al abrirla era una bandera de Chile que venía con la firma de los 33 mineros que continuaban atrapados en la mina con la dedicatoria que decía "Para Roberto Candia, de Carlos Bugueño; estamos bien en el refugio los 33".

Cuéntanos, ¿cómo recuerdas tu época de estudiante en el Liceo de Hombres "Manuel Montt"?

-"Años muy hermosos, donde aprendí y me forjé como persona, recibiendo los valores que este Liceo entrega a sus alumnos. Los compañeros se quedaron para siempre en la memoria, a quienes le agradezco mucho porque siempre he dicho que como alumno nunca fui una lumbrera, siempre fui del montón y del montón para abajo pero tuve su apoyo que me ayudó, de buena y de mala forma también para conseguir mis objetivos y eso es algo que nunca he olvidado.
Cada vez intento estar conectado con mis ex compañeros, y recordando siempre a los profesores que tanto esfuerzo dedicaban para enseñarnos y a veces teniendo también la responsabilidad de quizás, cambiarle la vida a muchos de nosotros. Hacían esfuerzos casi sobre humano con nosotros que incluso éramos -casi- casos perdidos".

En junio de este año, se produjo el deceso del profesor de Historia Ernesto González Cancino, conocido docente del Liceo de Hombres Manuel Montt y recordado por los ex liceanos por su particular forma de enseñar. Dueño de una metodología que hoy sería imposible de practicar en cualquier aula de nuestro país. Un especialista en bullyng, pero que de alguna manera trataba de interactuar con los alumnos . ¿Qué recuerdos guardas del profesor Gonzalez Cancino?

-"El "Gran Carnicero" fue un hombre y profesor de otro tiempo. No se puede mirar su forma de educar basándonos en tiempos actuales. Pertenecíamos a otro Tenía cosas muy particulares que nos marcaron a todos en lo humano, en lo académico, en la forma que se ganaba nuestra confianza y respeto. Era un gran ser humano que le gustaba ponerse a la altura de los alumnos, bromeando como uno más. Sin duda que a veces se le pasaba la mano pero todo era parte de un juego y también los compañeros comprendíamos que todo era parte de una broma y quedaba ahí. No recuerdo jamás que algún apoderado o alumno se haya quejado por la forma que él tenía de interactuar con el curso. Siento mucho su partida porque cuando me enteré de su muerte, me puse a recordar esos tiempos y mi paso por el Liceo, y la verdad son solo recuerdos positivos para él y todos los maestros de la época".

En Puerto Montt están tus vínculos absolutos de vida, de formación. Aquí naciste y creciste. ¿Cuál es la importancia de las raíces?

-"Con el tiempo me puse viejo y en el afán de siempre estar ahí, a la distancia presentamos junto a mi padre, Sergio Candia -mi primer formador en la fotografía- un proyecto al Fondart el año 2012, que tenía como principal objetivo hacer por primera vez un trabajo juntos y puse atención en que quería hacerlo en el lugar de donde yo provenía.

Fue así como se desarrolló este trabajo en la Isla Maillen, un lugar que para mí siempre fue muy místico y encerraba muchas cosas de mi niñez. Estaba tan cerca y a la vez tan lejos de mí y eso obviamente despertaba mi curiosidad. Siempre quise conocer ese lugar, esa isla. Recuerdo que varias veces pedí permiso a mis padres para ir a Maillen pero nunca lo obtuve, por lo que cuando nació este proyecto inmediatamente me vino hacerlo en este lugar. De igual manera me pareció justo rescatar el valor patrimonial y cultural de su gente, acercándola e integrándola más hacia nuestra capital regional.

La mayoría de los habitantes de Isla Maillen recorren nuestra ciudad a diario en nuestras caletas, mercados, puertos y muchas veces no sabemos de dónde vienen. Nos surten de productos con aroma y sabor a sur, nos entregan esa típica imagen de Angelmó de un día sábado, con mil colores de flores, mariscos y hortalizas cultivadas por sus propias manos."

Este trabajo, de un año aproximadamente derivó en una muestra fotográfica muy exitosa que se presentó en Puerto Montt y en Santiago a las que acudieron unas 300.000 personas aproximadamente. Luego se plasmó en un libro que tenía como propósito tener a estas personas en la memoria del colectivo e integrarlos de una forma más real. Una experiencia muy importante y uno de los mayores logros que ha conseguido.

LOS MALOS RECUERDOS DE PUERTO MONTT

-"No todos mis recuerdos de Puerto Montt son felices, también hubo momentos muy difíciles y dolorosos que tienen directa relación con el brutal asesinato del Rector del Liceo de Hombres, el Padre Benedicto Piccardo Olivos, a quién conocía muy bien, pues además de haber estudiado en el Liceo, se trataba de mi padrino de bautismo, es decir, alguien que era parte de mi formación académica, valórica y de mi entorno familiar.

Aún me duele mucho recordar esos días, yo vivía en Santiago y viaje de inmediato a Puerto Montt donde presencié uno de los funerales más multitudinarios. Al cura lo conocían todos, algunos habían sido alumnos y el resto sabía bien quien era luego de ser rector por 32 años, tiempo en cual no hubo día que no recibiera uno a uno a todos los alumnos en la entrada del Liceo. Generaciones de puertomontinos fueron sus alumnos, al menos cuarenta mil.

Aún siento el dolor generado por la cobardía, no sólo de quienes lo asesinaron tan brutalmente, sino de algunas personas que gozando de fuero usaron los medios de comunicación para acusar que "sabido era que el cura era homosexual", no sólo sin ninguna prueba o testigo que dijera eso, sólo el testimonio de sus propios homicidas que dijeron que fueron a cobrar una mísera cantidad de dinero por supuestos servicios sexuales. Fue increíble, horroroso, bestial, cobarde y miserable que algunos hicieran eco de aquello sin pruebas para mancillar el nombre y memoria de un hombre que dio todo por sus alumnos, la comunidad liceana, como estructura valórica y la comunidad puertomontina. Él siempre está en mi pensamiento".

Días antes que terminara el juicio contra los asesinos, Candia publicó una inserción pagada en el diario El Llanquihue de Puerto Montt, que se titulaba "En defensa de un hombre de bien" y junto a esa carta iba una fotografía en la que aparece junto a Piccardo sosteniéndolo en sus brazos a pocos días de haber nacido".tiempo.

Atrapado en la selva boliviana

Mi primera gira internacional de la Agencia AP fue a Bolivia a cubrir las celebraciones del 1 de mayo
y que posteriormente a la selva boliviana donde en ese momento habían enfrentamientos entre grupos de campesinos cocaleros con miembros del ejército que trabajaban en la erradicación de los cultivos de coca.
En esas circunstancias pasé por La Paz, donde un jefe me daría dinero para el viaje. Lo que no hizo por razones técnicas, quedando en enviarme este dinero a la hostal donde me alojaría. Viajé con 100 dólares esperando este envío, el cual nunca llegó por la poca conectividad debido a las tomas de carreteras y enfrentamientos.
Estuve once días. Sin dinero y desesperado por volver. Unos colegas amigos me invitaron a entrevistar a un dirigente indígena. Era el mismísimo Evo Morales. En ese tiempo nada hacía pensar que llegaría a ser Presidente de Bolivia.
El diálogo fue muy ameno. Me preguntaba que hacía un chileno ahí y como pensaba salir de la selva si todos los caminos estaban tomados por los enfrentamientos y además sin dinero.
Le dije que yo podía salir con 50 dólares pero que yo no los tenía.
Él se reía y me decía que no se iba a levantar el bloqueo. El momento fue muy ameno. No paraba de decirme "compañero".
Luego del almuerzo nos despedimos muy gentilmente. Evo Morales fue muy cordial, me dice ojalá nos volvamos a ver . Cuando pensé que se iba me miró y dijo; “Espéreme aquí un ratito”. Regresó a los cinco minutos me da la mano y me entrega 50 dólares. Recuerdo que le dije no, de alguna manera lo solucionaré, pero insistió “la vida siempre devuelve compañero”.
Gracias a ese dinero pude salir de El Chaparere.
Tiempo después, con un colega de La Paz que lo conocía, y que tenía la posibilidad de acercársele, le entregué 50 dólares para que se los haga llegar. Mi colega se acercó y le dijo Presidente: "Tengo un encargo; un amigo chileno me ha pedido que le devuelva este dinero que usted le facilitó en la selva tiempo atrás".
Mi amigo comenta que Evo respondió: “¿Yo prestándole dinero a un chileno? Debes estar equivocado".
No quiso recibir el dinero. Se desentendió y entre risas le dijo: "Si yo le hubiese prestado dinero a un chileno jamás lo reconocería".

 

BIOGRAFIA

Fotoperiodista, nació en Puerto Montt, en 1971. Hijo de Josefa Hidalgo García y Sergio Candia Contreras.

Estudio fotografía, televisión y servicios publicitarios en Santiago de Chile, comenzando su carrera en 1991 como fotógrafo del diario La Nación, luego en los diarios La Época, La Tercera y desde 1998 hasta 2012 como fotógrafo corresponsal de la agencia internacional de noticias The Associated Press (AP).

Parte de sus trabajos han sido publicados por algunos de los medios más influyentes del mundo como
The New York Times (USA), The Washington Post (USA), Time Magazine (USA), The Times (Inglaterra),
The Guardian (Inglaterra), Corriere della Sera (Italia), Aftonbladet (Suecia), El País (España),
Der Spiegel (Alemania), Polka Magazine (Francia),
Le Figaro (Francia)

Su carrera lo llevó a estar en algunas de las coberturas noticiosas más importantes de la última década como las últimas 4 Copas del Mundo, Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Juegos Panamericanos, 6 Copas América, terremotos y desastres naturales, cumbres y elecciones de presidentes entre otros.

Ganador de 26 premios en fotoperiodismo y salones de fotografía destacan la obtención de la "Fotografía del Año" en el Salón Nacional de Fotoperiodismo en los años 2004 y 2010, el premio a la "Excelencia 2011" en la primera edición del POY Latino América y su participación como fotógrafo invitado en la bienal PHOTOQUAI 2011, realizada en París, Francia. Declarado ciudadano destacado en 2011 por el Concejo Municipal de Puerto Montt por su aporte al fotoperiodismo nacional.

Desde el 2012, Roberto Candia es independiente realizando trabajos para distintos medios nacionales, internacionales y también Corporaciones.

Desde 2014 reside en Washington DC , Estados Unidos junto a su familia.

 

 

PUBLIREPORTAJE

Macrel, una empresa que se atrevió

Cuando Elías Guerrero Paredes junto a su esposa, Mariza Elizondo Gallardo crearon Macrel, el año 2011, lo hicieron motivados por el desafío personal de insertarse en el competitivo medio del rubro eléctrico, con el objetivo fundamental de ofrecer una atención personalizada y clara orientación de servicio hacia sus clientes.
La empresa está conformada por un staff de profesionales y técnicos que asegura obras con altos estándares de calidad.
El reconocimiento alcanzado, le ha permitido expandirse hacia otras áreas. Es así que, desde 2015, Macrel diversificó su oferta de prestaciones y se atrevió en el campo de las obras civiles.

-"El buen desempeño en el cumplimiento de los requerimientos técnicos, plazos de ejecución y calidad de las obras ejecutadas, posiciona a nuestra empresa como alternativa fiable para clientes del sector público y privado", aseguró Elías Guerrero, gerente de Macrel.

Importantes proyectos ejecutados en la ciudad de Llanquihue dan cuenta de lo anterior. Obras como el mejoramiento en la plaza del Humedal El Loto, las luminarias instaladas en sectores El Cisne y Wiehoff de la comuna lacustre y la Plaza de la Música en Frutillar enorgullecen a Macrel.

En el mismo sentido, recientemente inició la obra Infografía Lago Llanquihue.

SERVICIOS PARA PONTONES

Por años, los servicios que más demanda les significó fue la instalación de sistemas eléctricos para pontones.

De hecho, formó parte de los proveedores que intervinieron en la construcción del Australis 27, el pontón salmonicultor más grande que se ha construido en Chile y que opera desde abril de este año en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena integrando los centros de cultivo que Australis Seafoods mantiene en el sur del país.

- "Para nosotros, fue un gran desafío hacerse parte de esta obra que constituyó básicamente en el sistema eléctrico del pontón.
Podemos comentar que cuenta con una potencia total instalada de 800KVA y su fuente de energía proviene de generadores diésel sincronizados”. Precisó el gerente de Macrel.

SOLUCIONES PARA FOTOPERIODO

Con decisión y una visión clara de diversificar su oferta de prestaciones a la industria salmonera, Macrel, se lanzó con todo a brindar soluciones integrales para la fase de fotoperíodo.

La disponibilidad de nuevas tecnologías ha permitido que el fotoperiodo artificial en agua de mar entregue considerables beneficios, como adelantar la cosecha.

En el caso de las pisciculturas se maneja la luz para programar el momento ideal de la salida de los smolts del agua dulce. La esmoltificación se gatilla a través del manejo programado del fotoperíodo, y de esta manera se logra optimizar el proceso para conseguir la máxima eficiencia.

-"Hemos considerado oportuno incursionar en esta área pues tenemos ventajas comparativas en diseño, instalación y servicio técnico". Sostiene sin dudar.

La amplia experiencia acumulada en más de una década en el mercado de proyectos y montajes eléctricos, y en los últimos dos años, en el área de obras civiles y de ingeniería, otorgan a la empresa el know how necesario para implementar un servicio integral.

El ejecutivo explicó que -"Por años hemos estado relacionado con la salmonicultura. Entonces, tomamos esta experticia, le sumamos la posibilidad de actuar como importadores de insumos e incorporamos nuestros recursos humanos y equipos para entregar un servicio óptimo".

Recientemente, Macrel estableció una alianza estratégica con la empresa china Wuhan ZJKC Technology Co., Ltd., uno de los principales fabricantes a nivel mundial de lámparas e insumos para fotoperíodo.

-"Con este acercamiento estamos en inmejorables condiciones para ofrecer una solución más eficiente a nuestros actuales clientes. En este mercado son pocas las empresas que proveen productos y servicios relacionados, pero creemos que hay factores relevantes a la hora de tomar una buena decisión". Aseveró.

SEGURIDAD Y SALUD OCUPACIONAL

Para Macrel, ya sea en el área terrestre como en la marítima, la seguridad en las faenas y la salud ocupacional de sus trabajadores es un tema fundamental.

-" Nos hemos comprometido a desarrollar e implementar un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, tendiente a proteger la integridad física y mental de los trabajadores, basada en el mejoramiento continuo de los procesos, para otorgar el mejor servicio dentro y fuera de nuestra empresa."

Por otra parte, la compañía está comprometida en alcanzar el más alto rendimiento en el uso de la energía, con el fin de mejorar sus costos y el bienestar del personal en un ambiente de trabajo eficiente y saludable en todos sus negocios.

Prueba de lo anterior es que cumple con todos los requerimientos y certificaciones para el óptimo desempeño y ejecución de las obras en las que participa.

-"Nuestro compromiso permanente es procurar la mayor satisfacción de nuestros clientes y usuarios. Podemos y queremos más". Finalizó Guerrero.